Pedro R. Dabauza. Una vida dedicada al Budo.

Reflexiones sobre un camino juntos


  A lo largo de nuestro contacto en esta página mensual se ha reflexionado sobre aspectos que nos atañen en nuestro caminar marcial. Ética e imagen. Maestros algo más que una palabra. Jigoro Kano un hombre y un nombre para la historia. El Arte Marcial (una enseñanza), lo esencial en el Arte Marcial, Ios grados, las Kata, Japón un sueño marcial, parte I y parte II, las Ryu (escuelas de origen nippon), un concepto: Budo Goshin Jutsu Ryu, han sido las reflexiones.
  Una reflexión más la unión, tras la celebración de la 6ª convención Internacional de Artes Marciales, Budo Gala 2001, me planteo una vez más ésta reflexión como cada año y como me la planteé al organizar la primera en el año 1996.

  Lo que en un principio pensé sería una meta fácil y con una acogida masiva hacia mi pensamiento de una unión entre los artistas marciales sin importar qué Arte se practicase o a qué federación, Organismo o Asociación se perteneciese. Todo ello dentro de un estricto código que respeto y ayuda mutua. El tiempo me ha demostrado que es una meta ardua pero no imposible. 
  A lo largo de estos eventos me he encontrado con personas que siguen encerrados en su mundo, en su arte, sin querer enriquecerse con los aportes de otras personas y otras Artes.
Personas que han demostrado su hermetismo o bien no asistiendo, o bien asistiendo y tratando de politizar su presencia hacia su Arte u organización concreta.
  Sin embargo, todo el esfuerzo, que sólo yo sé, ha sido una gran experiencia y me ha enriquecido, pues en este Do (camino) he conocido a artistas marciales, tanto nacionales, como internacionales, que sí tenían ese pensamiento de progreso y respeto mutuo. Personas que no piden nada a cambio, personas que crean, no destruyen.
  Para mí ha sido un honor conocerlas y espero seguir contando con ellos en futuras ediciones, en secreto sin que se lo digáis a nadie ya tengo pensada la siguiente y ya se cuáles serán los Maestros que la impartirán, pero esto es una sorpresa, todo a su tiempo, ya sabéis que la mayor virtud del budoka es la paciencia. 
  Espero que todos alcancemos el logro de la deseada unión de los artistas marciales y de sus objetivos. ¿Quimera o posible futura realidad? Mi deseo es pensar que será una realidad de este presente Siglo XXI.
  Hasta la vista y espero que nos podamos ver en persona, quizás en algún Tatami, en algún lugar...
 
Pedro Rodríguez Dabauza 

Publicado en la revista Cinturón Negro, Abril 2001

Arriba ] JU JITSU: El arte antíguo. El arte del siglo XXI ] JU JITSU en España ] Arte de defensa  personal ] Historia y evolución del Judo en España ] Ética e Imagen ] " Maestro" algo más que una palabra ] Un hombre y un nombre para la historia: Jigoro Kano ] El Arte Marcial ] Lo esencial en el Arte Marcial ] Los grados ] Las Kata ] Japón, Sueño Marcial ] Las Ryu: Escuelas de origen Nipón ] [ Un camino juntos ]


Contactar:
E-mail: dabauza@telefonica.net 

 

©2003 Dabauza.com. Prohibida la reproducción total o parcial de este sitio. Derechos reservados