Pedro R. Dabauza. Una vida dedicada al Budo.

Entrevistas


Empecé Judo en 1966 el cual no he dejado hasta hoy, en el desaparecido gimnasio Samurái. El entrenamiento lo fui compaginando a la vez que con Defensa Personal; primero con Taewon-Do, el cual nos lo presentaban como Karate-Do ya que los profesores eran los Maestros Kim y Cho, de sobra conocidos; después ya practiqué auténtico Karate-Do con diversos Maestros, entre ellos, Hentona y Yamashita con el que posteriormente proseguí entrenando Ku-Budo; más tarde empecé el entrenamiento de Aiki-Do con el Maestro Kitaura en el polideportivo La Latina; recuerdo que empezaban las clases a las 7 de la mañana, hoy sería incapaz, era joven.
También practiqué con Tomás de Miguel y Tomás Sánchez , en el Palacio de Los Deportes y en el gimnasio Antonio Oliva y realicé numerosos cursos con los Maestros Tamura, Kanetska, Chiva.
Después, empecé Kendo-Iado en el gimnasio Chamberí, el cual no he dejado de practicar, pero sólo porque me gusta, sin ánimo profesional.

Más tarde, practiqué Atemi-Jitsu, con Bernard Pariset, y Sambo; de los que soy Cinturón Negro.
En 1977 empecé Tai-Jitsu cuando se introdujo en España por el Maestro Roland Hernáez y se formaron los Estatutos, haya en el Stage de Artes Marciales, organizado por mí en Alicante; continué con su entrenamiento hasta lograr el Cinturón Negro y hoy día siempre que se imparten cursos o viene el Maestro Hernáez asisto a ellos.
Pero en 1979 surgió el Jiu-Jitsu, éste organizado por la F.E.J. y D.A. como método programado de Defensa Personal, y como Profesor de Judo tuve ocasión de estar desde el principio, más tarde me inicié en Nin-Jitsu con el pionero Ruy-San y realicé cursos con Dopazo y Bo-Munthe.
Tu entrevista me viene muy bien, pues me hace recordar pensándolo, he estado en el nacimiento en España de Taewon-Do, Karate-Do, Ko-Budo, Aiki-Do, Ken-Do, Tai-Jitsu, Atemi-Jitsu, NinJitsu, Sambo y Jiu-Jitsu.

¿Por qué finalmente el Judo y el Jiu-Jitsu?

El concepto genérico de Jiu-Jitsu es el sistema de Defensa Personal más completo; en él, todo lo efectivo para ésta es aceptado.
Judo es un método más de Jiu-Jitsu, esto lo trato de plasmar en el texto de la F.E.J. y DA, editado por el C.O.E., y en el cual desarrollo el capítulo "Judo aplicado a la Defensa Personal".
Sin embargo, su creador el Maestro Kano, le dotó de unos valores filosóficos desconocidos hasta entonces, esta época coincide curiosamente con la idea del Olimpismo de Occidente.
En su aspecto técnico su realización sin riesgos innecesarios y su forma de Randori (combate), con ejecución de técnicas hasta su punto final, la proyección o el abandono del contrario, hacen que el practicante se realice y se forme. 
Jiu-Jitsu y Judo es para mí una forma de conducta y vida.

¿Qué puntos tienen en común y cuáles son las diferencias más destacables en estas dos Artes?

Ambas tienen los mismos conceptos, puesto que como ya he dicho, Judo es una forma de Jiu-Jitsu, estos conceptos son Ju (flexibilidad) y mínimo esfuerzo, máximo de eficacia.

Hoy día el método Judo a evolucionado hacia la parte deportiva la competición y en ella están prohibidos ciertos controles y los Atemi (golpes), el Jiu-Jitsu también evoluciona a ésta aunque no con tanta magnitud como el Deporte Olímpico.

Recientemente has viajado al Japón y visitado el Kodokan. ¿Cuál ha sido el motivo principal de este viaje?

Indudablemente aclararme en el concepto y ejecución de las técnicas, ya que con el tiempo éstas se han distorsionado llegando al punto de que con un Maestro son de una forma y con otro son de distinta manera, una técnica llamada de una determinada forma debe de hacerse según el sentido de ésta, no de otras formas.
-¿Qué destacarías principalmente del Kodokan?
El Kodokan es una escuela, cuna del método Judo por lo tanto esta es la institución de más prestigio en cuanto a Judo se refiere.
Esto ha sido una labor larga de muchos años, allí en Tokio cualquier persona, por ejemplo, cualquier taxista sabe donde se encuentra, ya que seguro habrá estado antes en alguna ocasión, ya sea de adulto o en su época escolar, el Judo junto con el Kendo son obligatorios en la enseñanza escolar.

¿Es verdaderamente necesario ir a Japón para aprender la técnica de Judo?

Posiblemente, la técnica con un buen Maestro se pueda aprender aunque suele haber pequeñas o grandes diferencias especialmente en las Kata, pero lo que allí se percibe es el verdadero espíritu, algo olvidado en Occidente.
Yo me pasaba horas y horas observando como practicaban Randori o Kata en el Dojo principal ancianos con jóvenes, el respeto a la persona con más edad y esto conlleva mayor conocimiento, es tremendo.

¿Qué opinión tienes de la ramificación de escuelas dentro del JiuJitsu en Japón?

Hoy día es evidente que de las escuelas de Jiu-Jitsu han sobresalido las que conocemos como deportes ¿cuáles otras han sobrevivido? lo ignoro; será el motivo de un futuro viaje, que tengo en mi mente, por la geografía de Japón, investigar y conocer qué queda de ellas.

Es una pregunta que no podíamos saltar ¿qué opinas del sistema Gracie Jiu-Jitsu?

El sistema Gracie Jiu-Jitsu en su aspecto técnico lo desconozco por el momento, sólo he visionado el vídeo de combates profesionales y éste confirma por qué elegí Judo y Jiu-Jitsu como método de Defensa Personal efectiva y en particular el por qué de mi inclinación en el trabajo en suelo.
En el futuro espero tener un conocimiento sobre el sistema técnico para poder opinar.

¿Has recibido entrenamiento especial sobre alguna faceta particular de Judo, durante tu estancia en el Kodokan?

He recibido clases particulares en las materias de Katame-Waza (técnicas de control en pie y suelo), donde tenía mis dudas, hoy día resueltas, por el Maestro Fujita, 7° Dan; y en Kata dándome clases el Maestro Ichiro Abe, 9° Dan de Ju No Kata; Kime no Kata, los Maestros Fukoshima, 7° Dan, y Utsugi, 7° Dan; Katame No Kata y Kodokan Goshin Jut-su con el citado Maestro Fujita.
Este entrenamiento lo compaginé con Jiu-Jitsu, de la Escuela Kokusai Dudo In del Maestro Sato, 8° Dan Jiu Jitsu y 8° Dan Judo.

¿Qué crees que puede aportar a un practicante un viaje a la Meca del Arte creado por Jigoro Kano?

Le puede aportar además de conocer la ejecución y sentido de la técnica correctamente, adentrarse como ya he dicho antes en el espíritu.

¿Cuáles son tus próximos proyectos dentro de las Artes Marciales y del Judo y Jiu-Jitsu en particular?

Tengo diversos proyectos que espero ir cumpliendo puntualmente.
Seguidamente espero salga a la luz un texto de Jiu-Jitsu, en el cual vengo trabajando sólo en su confección cinco o seis años y que he ido continuamente actualizando, este texto debido a su extensión, desarrollado con 3.200 fotografías, será necesario presentarlo en varios volúmenes y en ellos estarán reflejados tanto los fundamentos y técnicas de Defensa como Arte Marcial, así como el Jiu-Jitsu deportivo con sus sistemas de competición.
Espero volver a Japón para profundizar en la técnica y espíritu, a la vez que presentarme a unos exámenes.
Cuando haya realizado estos proyectos, deseo tener un tiempo de reflexión para profundizar en el aspecto técnico y espiritual de las Artes Marciales, pues un problema que he detectado, para decirlo de una forma clara, es que a mi cerebro central ha llegado demasiada información que he de procesar para asimilarla en su profundidad, pero que debido a un compromiso tras otro no he podido realizar, ten en cuenta que prácticamente desde siempre todos los fines de semana y vacaciones, o arbitro o tengo algún curso con un Maestro de uno u otro estilo.
También me gustaría profundizar en el tema de la seguridad, en la que llevo varios años realizando cursos de formación.
Para finalizar te diré que desearía realizar algo que tengo en mente desde hace varios años, un gran espectáculo; esto se lo debo a las Artes Marciales. Espero realizarlo.

¿Deseas decir algo más a los lectores y practicantes?

A los practicantes les diría que realizasen cursos de muy diversos estilos y con muchos Maestros, para comprobar cuál es el que se adapta a ellos y a la vez les realiza, no dejándose influenciar, ni en sentido negativo por haber escuchado críticas o comentarios adversos sin haberlo comprobado por sí mismos, ni en sentido positivo dejándose impresionar por el grado, ya que desgraciadamente en este mundo nuestro existe mucho supuesto Maestro con altos Danes, que mientras no lo demuestra en la práctica puede pasar impunemente por ello sin ser descubierto, el alumno debe saber qué organización y cómo se le ha otorgado ese alto grado y después de comprobar su técnica y pedagogía, formarse una opinión propia.
Finalmente muchas gracias a Cinturón Negro, revista que ya ha ocupado el lugar que se merece, llenando sus páginas con artículos interesantes que van destinados a los practicantes de Artes Marciales Orientales; no hablando ni de películas, ni de boxeo, ni repetitivamente de los mismos ídolos hasta la saciedad; le doy ánimos desde aquí para que siga informando e instruyendo así, para ayudar a encontrar a cada cual su camino, su Do.

Entrevista publicada en 1993 en la
Revista Cinturón Negro

Arriba   Siguiente


Contactar:
E-mail: dabauza@telefonica.net 

 

©2003 Dabauza.com. Prohibida la reproducción total o parcial de este sitio. Derechos reservados